#
« Theological Seminary
Reflexión Teológica :: Andrews University

Haciendo Teología en el Programa de Doctorado en Ministerio

I. La Definición y Necesidad de la Reflexión Teológica

Haciendo teología es definida por algunos como el proceso de comprensión en la búsqueda de la fe (Jones, 2009). Cuando un creyente acepta la Biblia como autoridad, la teología es centrada en el proceso de reflexionando y aplicando la verdad bíblica a una situación particular. Este proceso reflexivo interactivo involucra las Escrituras, las creencias de la iglesia, el que busca entendimiento, la cultura y el contexto ministerial específico al que se aplica la reflexión teológica.

La teología para un creyente cristiano es como la política en una democracia: inevitable. Decir que no eres un teólogo no es verdad si eres un cristiano. Simplemente has adoptado la teología de otra persona y eso en sí mismo es una posición teológica. En una democracia, si no votas, has tomado la decisión política de dejar que otros decidan por usted.

Las personas pueden cuestionar la validez de una definición amplia de la teología. Lo hacen en base de  varios entendimientos defectuosos. Primero, por una variedad de razones, las definiciones de teología y del teólogo se han ido reduciendo progresivamente con el tiempo. Muchos creen que los únicos calificados para hacer teología son eruditos con formación académica. Esta progresión de una definición amplia de teología que puede ser practicada por todos los creyentes a una definición más estrecha de una empresa escolar exclusivamente académica es desafortunada y no es bíblica.

Otros confunden teología con doctrina. La doctrina es una forma especial de teología que ha sido aceptada por un cuerpo de creyentes como autoridad. En la mayoría de los casos, la teología hecha para el programa DMin no se relaciona directamente con la doctrina.

Tercero, algunos cuestionan la definición amplia de teología empleada por el programa de Doctorado en Ministerio de Andrews porque une a la teología y al ministerio. En nuestra definición, la reflexión teológica reclama la sabiduría adquirida de manera reflexiva de Dios formada en una situación particular de la vida. La reflexión asume necesariamente un proceso interpretativo que busca el significado y la iluminación a través de las fuentes conjuntas de la Palabra, la fe, la narrativa y la situación en sí. La reflexión teológica reconoce el movimiento de Dios en toda la vida, por lo que estas fuentes son respetadas. La reflexión teológica se convierte en una contribución continua, y el pensamiento crítico  una parte continua de la vida reflexiva del ministro (Bell, 2011). Desafortunadamente, en algunos lugares se ha producido una separación en gran detrimento de la teología y el ministerio. La teología se ha vuelto más teórica y abstracta y evita el ministerio práctico. El ministerio ha sido seducido por una funcionalidad que capacita a las personas en métodos y habilidades con poca o ninguna reflexión.

Por último, algunos se oponen a la definición amplia de teología debido a la forma en que han sido entrenados. Gran parte de la formación teológica ha sido realmente la enseñanza de la teología histórica. Los estudiantes han sido capacitados para conocer y comprender los resultados de lo que han hecho los grandes teólogos del pasado. Tal entrenamiento puede ser útil, pero a menudo no ha pasado al siguiente paso: capacitar a las personas para que hagan para su tiempo y lugar lo mismo que hicieron los teólogos pasados.

No aceptar esta definición amplia tiene consecuencias de largo alcance. La falta de reflexión teológica da como resultado un modelo de ministerio desconectado de la revelación divina y de una experiencia espiritualmente fundamentada; un ministerio influenciado por tendencias culturales que usualmente no están sujetas al evangelio. Por esta razón, el programa de DMin de Andrews considera que la reflexión teológica es esencial para el programa y lo requiere de todos los estudiantes. El meta es que el valor de tal reflexión sea reconocido y se convierta en una parte tan importante de su ministerio que continúen practicándolo y enseñando a otros a hacer lo mismo.

II. El Proceso de Hacer Teología

Si la reflexión teológica es importante para los creyentes, ¿qué proceso para hacer la reflexión teológica deben seguir los del programa Andrews DMin?

La pregunta central que queremos responder es bastante simple pero profunda en su fondo. Imagine que un líder en su iglesia ha escuchado que está haciendo un proyecto de DMin y que viene con esta pregunta: "¿Cuál es la base bíblica/teológica de su proyecto?" Una cuidadosa profunda respuesta reflexiva a esa pregunta será una formulación de su teología.

Cinco elementos clave interactúan para formar la respuesta:

  1. Conocimiento y entendimiento bíblico.
  2. Autoconocimiento y conciencia, incluyendo historia personal, cultura, etc.
  3. Conocimiento de la historia y cultura del contexto del proyecto.
  4. Buscar entender cómo actúa Dios en la situación actual.
  5. Pensamiento reflexivo y crítico guiado por la presencia de Dios.

El entendimiento profundo de estos cinco elementos se combina para formar la materia prima de la teología. Cuanto más perspicaces y cuidadosos seamos en cada elemento, más perspicaz y útil es nuestra teología.

Una forma de comprender y seguir lo que hacemos en la reflexión teológica es comprender cómo estos cinco elementos se traducen en cinco pasos.

El primer paso es descubrir los pasajes o declaraciones bíblicas que se aplican a nuestro proyecto o ministerio. Algunos ejemplos serían: Jesús nos llama a predicar, Dios ama a los pobres, etc. Explicamos las declaraciones y luego lo juzgamos o hacemos una propuesta. Afirmamos lo que vemos como el resultado de nuestra investigación bíblica en una teología tentativa.

El segundo paso es examinar la forma en que llegamos al primer nivel. ¿Cómo llegamos a nuestras explicaciones? En este nivel, nuestras propias presuposiciones que surgen de nuestra historia, entrenamiento y cultura son notadas y evaluadas.

El tercer paso es explorar las voces y afirmaciones de la fe cristiana histórica que influyen en el contexto del ministerio. Las creencias de nuestra fe surgieron a través de los descubrimientos bíblicos y las experiencias de vida de otros que se movieron a través de los espacios de su historia. Vivieron en las ricas ambigüedades y en las medidas temporales de la experiencia humana y nos convocaron a la reinterpretación en el momento y lugar que experimentamos (Bell, 2011).

El cuarto paso es hacer sentido en la situación actual. Haciendo-sentido es un proceso de interpretación del tiempo, lugar, cultura y humanidad de la situación. La teología, al contribuir a la forma en que se vive la fe cristiana, está dirigida por una reflexión basada en el espíritu de las fuentes de la Palabra, la tradición y la narrativa, pero finalmente interpreta la experiencia particular de nuestra vida. De este modo, la experiencia espiritualmente fundamentada contribuye al efecto redentor y transformador de la teología (Bell, 2011).

El quinto paso describe la humildad con la que debemos abordar el desafío intelectual de los primeros cuatro niveles. La percepción teológica significativa requiere pensamiento crítico. El pensamiento crítico significa que el Doctorado en Ministerio formula preguntas importantes, imagina dimensiones que vale la pena explorar, usa ideas abstractas, critica suposiciones, conversa con tradiciones compartidas, examina la transformación de personas y cultura relevante para el contexto del ministerio y ejerce objetividad. Pero en la persona del Doctor del Ministerio, aunque se respetan los estándares intelectuales, la dependencia de la presencia de Dios es constante y la humildad está siempre presente. La reflexión teológica significa que el Espíritu Santo nos transforma en humildes aprendices.

Los cinco pasos son necesarios para desarrollar una teología perspicaz para un proyecto de DMin. La investigación en educación DMin se lleva a cabo en un proyecto en el ministerio que aborda una situación ministerial y tiene como objetivo principal desarrollar al Doctor en Ministerio como alguien que puede hacer teología y enseñar a otros a hacer lo mismo. El proyecto combina teología y ministerio. Emplea la reflexión teológica, la investigación y la escritura académica. Después de involucrarse en la reflexión espiritual y teológica personal, el investigador examina la literatura que contribuye a un cuerpo de conocimiento relevante, luego narra y evalúa una intervención personal implementada a lo largo del tiempo, generalmente en una iglesia local, con estos cinco pasos de reflexión.

El deseo del programa DMin no solo es que se haga este tipo de reflexión teológica para el proyecto DMin, sino que se experimente en todas las dimensiones del programa, para que se convierta en un hábito que siempre se realiza en el ministerio. La contribución de la formación teológica a la transformación de la persona está en el centro de la educación de la DMin. En lugar de restar valor a la naturaleza profesional de los programas de DMin, esta visión se une al servicio competente con el proceso interpretativo que busca el significado y la iluminación a través de las fuentes unidas de la Palabra, la fe, la narrativa y la situación particular. El programa DMin desarrolla personas como teólogos. Se busca la formación teológica, se desarrolla el pensamiento teológico y se nutre la expresión teológica. En lugar de abordarse como un elemento distinto, la formación teológica se integra a través del proceso de competencia profesional en los años de un programa de DMin (Bell, 2011). Incluso más allá está la esperanza de que los graduados ayuden a aquellos a quienes ministran a seguir el mismo camino.

 

Para leer más:

Anderson, Ray S. "Memo to Theological Educators: a Proposal: pp. 317-328 In The Shape of Practical Theology. Downers Grove: IVP, 2001.

Bell, Skip. "Pastoral Ministry as Interpretive Theology". Presented at the Annual Association of Doctor of Ministry Education Conference. New Orleans, LA, Apr. 14-16, 2011.

Farley, Edward. "Theology in the Life of the Congregation" in Practicing the Gospel: Unconventional Thoughts on the Churches' Ministry. Westminster: John Knox Press, 2003.

Jones, David Lee. "Theological Reflection in Doctor of Ministry Education: Ten Helpful Lenses". Presented at the Annual Association of Doctor of Ministry Education Conference. Dallas TX, Apr. 16-18, 2009.

 

Este papel de posición se redactó en 2011, con Jon Dybdahl como el autor principal en colaboración con el programa del Doctorado en Ministerio.


Revisión del 1 de agosto de 2011
Traducido el 12 de octubre de 2018.